måndag, oktober 29, 2007

game over

en la memoria de javier abadía
esto comienza como tantas otras historias
con un cielo gris plomo
y una sensación de claustrofobia
hacia semanas que el viento se habia olvidado de barrer en casa
y solo las olas nos iban regalando segundas partes
los pequeños dramas de ciudad se iban sucediendo
y los murcianos solo seguiamos temiendo que el cielo cayese sobre nuestras cabezas
ilusos como siempre
descreidos como cobayas de laboratorio
hasta ese jueves noche
hasta ese viernes por la mañana donde respirar era comer alambradas y escupir lapidas
hasta este domingo gris plomo claustrofobico
en el que solo podia pensar en navegar un rato
por favor, navegar un rato
en la carretera la lluvia no aportaba nada sano
el motor tambien se quejaba masticando bielas de color azufre
el camino de calblanque
pasar entre las montañas
y
rayosdesolvientoolas
olassolvientoespumas
ya hay gente metida en el agua
estará para 4,7
quiza un poco corto en la orilla (como siempre)
hay buenas series
joder que buena pinta tiene!
en ese momento la procesión entra escena
decenas de personas descienden de la montaña
los impermeables confieren al acto un aire militar
algunos rostros impertubables no son capaces ni de fijar la mirada
algunos rostros llorosos van dejando un rastro de llamas tras de si
algunos rostros no son humanos
porque cuando el dolor alcanza un cierto nivel
estoy seguro de que su origen escapa a la razon y explota mas alla de saturno
de forma espontánea nos sumamos a la comitiva
algunos salen del agua y se acercan como plañideras en neopreno
el viento zigzaguea esquivando su destino
el mar reniega de su fin lanzando columnas de espuma
finalmente
las cenizas vuelan
y con ellas una lluvia de flores y lamentos
de planes futuros calcinados
de recuerdos que jodidamente empiezan a borrarse
y por supuesto
de un feroz cabreo que no encuentra culpalble a quien patear...
mas tarde,
ya metido en plena faena
cuando calblanque empieza a ejercer su efecto analgésico
en el largo de bajada
viendo las verdes montañas
las espumas volandose hacia atrás en la orilla
y los lomos que vienen del pais de la felicidad
una flor se cruza en mi camino
flotando solitaria
en ese mar color hormigón fresco
húmeda
perdiendo pétalos por segundo
de un brillante amarillo en un mundo de tonos borrosos.
la paso rápido
intento no mirarla
pero mi corazón si que mira
curioso, aterrorizado, vestido de blanco
se aprieta
grita
y
llora
game over.

Etiketter: , ,

3 Comments:

Blogger Ameise said...

emotivo
muy emotivo
el desconocimiento formal no ha sido frontera
en este caso
para empatias
que luchan, que obligan a rebotar
contra la fria indiferencia

La imagen de la flor queda en la memoria.
Ante todo, abrazos.

4:28 em  
Anonymous camiKace said...

Hidroboy...Ayer fue el último dia que navegamos juntos y el primero que navegaremos para siempre...5.3 y 90 litros pasaos...me dijeron que montara 4.7...pero no lo vi claro...

El sabado entendí te has ido y que lo has hecho por nosotros...por todos tus amigos mas despistados...para que nos diesemos cuenta de como hay que vivir para dejar huella...algo que toda tu familia hace cada dia... Graciah javieh...

5:51 em  
Anonymous Trivio said...

Preciosa elegía, miniño...

12:28 fm  

Skicka en kommentar

<< Home